zz
 
Titulo
 

Es necesario destensar siempre el arco para que la vara no pierda la curva y que  las cerdas no se den de si.  También es importante cambiar las cerdas como mínimo una vez al año porque con el tiempo se desgastan y pierden adherencia. El luthier se encarga en ese momento de limpiar el arco y revisar el mecanismo para que no dé problemas.


No tocar nunca la crin con los dedos ya que esta se ensucia muy fácilmente y pierde adherencia.

 

Si vemos que el arco no puede tensarse es posible que la humedad ambiente haya alargado las cerdas, haciendo que la nuez, al apretar, no tenga más recorrido. Por eso es muy importante no forzar nunca el tornillo, ya que podemos sin querer,  estropearlo.

 

Si notamos que el arco no solo no tensa, sino que la nuez salta de golpe, probablemente la hembrilla o pieza de latón se ha pasado de rosca y hay que cambiarla. Esta es una operación relativamente barata si lo comparamos con las consecuencias desastrosas que provoca la manipulación de estas piezas diminutas, sin las herramientas adecuadas y sin una mínima experiencia.

 

 
copyright
Illustraciones