zz
 
Titulo
 

El método mejor y más barato para hacer que las clavijas funcionen de forma correcta y sin tirones, es aplicar jabón de Marsella seco  y tiza de buena calidad.

Cuando a pesar de todo, las clavijas no soportan la tensión de las cuerdas o se salen de repente, normalmente es porque hay un problema de ajuste. Intentar remediarlo forzando demasiado hacia el interior del clavijero agranda poco apoco los agujeros y puede acarrear consecuencias desastrosas como la aparición de fisuras y muy frecuentemente roturas en la cabeza del instrumento.

 

 
copyright
Illustraciones